Es un hecho que un emprendimiento emergente o Startup es la otra cara de un emprendimiento tradicional, muy a menudo existen #FAQs, incluso me pongo frente al espejo y hago las mismas preguntas que verán a continuación.


Para explicar mejor a que me refiero, detallaré en etapas según mi opinión el porque se presentan tantas preguntas a las cuales es difícil contestar si no las hacemos en el momento oportuno.

Etapas previas a la catapulta que todo emprendedor sueña.

    

Etapa 1 ¿Encontré el elixir de la vida? – Enamorado de tu idea:

La parte más emocionante de un emprendedor emergente, es cuando tiene una idea revolucionaria que cubrirá un vacío en el mundo, cuando se ven las posibilidades de contribuir a una nueva era de desarrollo personal e industrial, todo pinta perfecto, todo es inspirador, coincidentemente empieza a ver más evidencia del problema donde ya encontró la solución, es como el elixir de la vida al cual solo el puede tener acceso. Las preguntas no abundan en esta etapa, solo las respuestas basadas en inspiración y motivación, es un hecho también que se proyecta a largo plazo con libertad financiera.

      

Etapa 2 ¿Como empiezo? – Aterrizando del viaje a las estrellas:   

Se pone interesante cuando la idea baja del cielo y toca tierra firme, repito se pone “muy interesante”, es como intentar meter en el primer intento un hilo en la cabeza de una aguja, 01 de cada 10 lo logra, lo cual es consecuencia de muchos factores del mundo tradicional que limitan el crecimiento oportuno del emprendimiento emergente, Claro este dato no lo sabes en esta etapa.

Las preguntas que surgen en esta etapa son cruciales, tan importantes como son las veces que te preguntaste que seguirías en la Universidad, de eso depende como será tu éxito a largo plazo. 

[bs_well size=”lg”]¿Mi idea es alcanzable?, ¿Tengo los conocimientos para ponerla en marcha?, ¿Conozco el mercado donde quiero incursionar?, ¿Realmente será útil?, ¿Estoy sobrio?.[/bs_well]

      

Etapa 3 ¿Quien me ayuda? – Joven Padawan en busca de su Yoda:   

En el momento que te das cuenta que tu idea no encaja con los métodos tradicionales, porque hay que admitirlo, te diste cuenta que la escuela no te preparo para esto, la sociedad te enseño a buscar empleo no a que te volvieras emprendedor. Esta es la etapa oportuna para ir en busca de tu mentor, estos los encuentras en lugares fuera de lo común, si hablas de tu idea con tus conocidos, dudo mucho que te entiendan, hay un dicho de que si quieres tener éxito busca a los que van detrás de lo mismo.

Ahora tienes a disposición un sin fin de HUBs para emprendedores, Coworking por temática, necesitas tener networkings con personas así de locas como tu, porque déjame decirte solo un loco quiere desarrollar una idea totalmente disruptiva en este mundo tan salvaje, es así como encuentras mentores que te ayudarán a formar tu idea y convertirla en un proyecto alcanzable, también es importante que tomes en cuenta asociarte con otra persona para compartir responsabilidades, eso aumentará tu capacidad.

[bs_well size=”lg”]Aquí las preguntas que deberían venir son, ¿Soy una persona paciente?, ¿Puedo perseverar ante los obstáculos?, ¿Puedo aguantar la crítica de los demás?, ¿Estoy dispuesto a estudiar todo lo que se requiere para crear un proyecto?, ¿Estoy sobrio?.[/bs_well]

   

Etapa 4 ¿Necesito un Inversionista? – La catapulta ideal para volar:   

Llega el momento donde te das cuenta que formaste una Startup y quieres acelerar el desarrollo de tu innovador servicio o producto, llego la hora de buscar ese socio-capitalista que te catapultará. Básicamente el mayor porcentaje de Startups se encuentran con este dilema.

Muchas Startups necesitan de inversión para poder salir de sus versiones beta, sus prototipos, lograr distribuir sus servicios y productos, Startups que con anticipación han mostrado en lo que están trabajando y la manera en que cambiarán todo un mercado, pero se atrasan en su lanzamiento oficial, triste verdad.  En esta etapa empiezan las dudas en su audiencia, en el ¿Porque se tardan tanto?, es necesario que te esfuerces para que el día 01 llegue y rompas esquemas.

[bs_well size=”lg”]Para responderte a ti mismo si necesitas inversionista, es necesario primero que te pongas frente a un espejo y te preguntes ¿Cual es el alcance que visualizo para esta emprendimiento?, ¿Estoy dispuesto a negociar dividendos?, ¿Tengo conocimiento de todas las áreas pilares del proyecto para presentarlo?, ¿Tengo bien enfocado el modelo de negocio?, nuevamente ¿Estoy sobrio?.[/bs_well]

Ahora para terminar, una pregunta retórica, ¿Porque no lanzan Tugo?, bueno estamos en la [bs_label type=”info”]Etapa 4 párrafo 2.[/bs_label].

DICIONARIO:
Sobrio = ¿Tengo mis pies sobre la tierra?.

soypsierra

Author soypsierra

Fundador de Tugo, Tecnólogo, Diseñador Digital. Amante de las experiencias donde existan relaciones interpersonales, me gusta la música y escribir en este rincón cuando estoy bastante inspirado.

More posts by soypsierra

Leave a Reply